You are viewing bastet30

Se acabó lo que se daba...




Atardecer
, originally uploaded by amiloquemegustaescocinar.


Casi 2 años y medio y 120 recetas después Bastet30 cierra sus puertas para dar paso a un espacio más personal... TATATACHÁN!!!! aquí tenéis:

Amiloquemegustaescocinar

Una nueva página que cambia aspecto pero no contenido. Encontraréis todas las recetas que hemos ido haciendo durante todo este tiempo, eso sí, ordenadas en un índice que facilita la búsqueda Poco a poco iré añadiendo más opciones para que amiloquemegustaescocinar sea lo más completa posible.

¿Te gustaría ver la primera receta? haz click aquí... hay sorpresa ;)

Cous cous con salmonetes y verduritas



A todos nos gusta experimentar, no??

Bueno, a mí con los salmonetes me toca hacerlo cada vez que los compro. Voy a super, se me meten por los ojos y luego no sé qué hacer con ellos!!!
Fritos están buenos pero yo en mi casa intento no freir porque las paredes de mi casa tienen una increible habilidad para retener cualquier tipo de olor, sobre todo el frito!!
Así que me las veo y me las deseo para cocinar estos pequeños pececillos tan monos pero tan difíciles los muy jo... ;)
Y no será por recetas... que tiras una piedra y se salen 10.000 pero no sé, no me convencen... todavía no he encontrado mi receta ideal para salmonetes.
Vamos a tener que hacer un concurso!! ;)

Por lo pronto aquí os dejo el experimento... ya me contaréis qué os parece :)

Ingredientes para 2 personas:
4 salmonetes en filetes
1 calabacín
100 gr de judías verdes
150 ml de caldo de verduras
150 ml de agua
El mismo volumen de cous cous que de agua
1 cucharadita de mantequila
Sal y aceite de oliva

Preparación:

Lavar, despuntar y cortar en tres las judías verdes.
Cocerlas en abundante agua con sal hasta que estén tiernas (aprox. 10 minutos).
Lavar y cortar en bastoncillos el calabacín. En una sartén saltearlo con un poco de aceite y sal.
Añadir las judías cocidas y proseguir la cocción unos minu¬tos. Añadir el caldo de verduras y cocer durante 5 minutos.
Llevar a ebullición el agua con sal. Cuando empiece a hervir apagar el fuego y echar el cous cous. Dejar reposar 5 minu¬tos. Añadir la mantequilla y volver a poner al fuego. Remo¬ver bien para separar los granos de cous cous.
Asar a la plancha los filetitos de pescado.
Servir el cous cous formando una piramide, disponer los salmonetes y las verduras alrededor y servir caliente con la salsa de las verduras a parte.
Si deseamos una salsa un poco más densa podemos aden¬sarla añadiendo una cucharadita rasa de harina. Calentar y remover continuamente para evitar la formación de gru¬mos.

Descárgate la receta en PDF
Cous cous con salmonetes y verduritas

Pastitas saladas con parmesano y azafrán



Navidad, navidad, dulce navidad…. Preparaos que está llegando… dios mío qué miedo!! :P comilonas, fiestas, reuniones, preparaciones, viajes, regalos, y qué me pongo, y qué le compro, y dónde vamos, y qué hacemos....?? arggg!!!
Este año estoy llegando a final de año con el monedero que grita piedad!! Así que ya os podéis imaginar lo que me entra cuando hago cuentas para afrontar los gastos navideños O__O
Así que me concentrémonos en las recetas que es mucho más divertido, no? :P
Hacía ya tiempo que buscaba una receta fiable para hacer pastitas saladas. Me encantan, me vuelven loca y, aunque son una de esas cosas que me caen fatal, cuando empiezo no puedo parar, qué vicio!
Mirando y mirando por internet he visto algunas recetas interesantes, sobre todo esta de Carlos Valencia que he modificado un poquillo segun mis gustos.
Están super buenas y son estupendas para los aperitivos navideños!! ;)


Pastitas saladas

Ingredientes para unas 50 pastitas:
80 gr de mantequilla salada
125 gr de harina
100 gr de parmesano
1 pizca de azafrán en polvo
Sal y pimienta
Para decorar:
1 huevo
Especias: pimienta de Sichuan, sal ahumada, sal negra, comino, flor de sal, piñones, etc.

Preparación:

En un cuenco grande mezclar la harina con el azafrán. Añadir la mantequilla a temperatura ambiente, un pellizco de sal y pimienta. Empezar a amalgamar los ingredientes con la punta de los dedos y amasar hasta formar una pasta bastante compacta.
Añadir entonces el parmesano rallado y seguir amasando.
Con la ayuda de un rodillo extender la masa con un espesor de 1,5 cm y cortar las pastitas con el molde que más nos guste.
Colocar las pastas con cuidado (la masa es muy delicada) encima de una placa forrada con papel de horno.
Batir el huevo, pincelar la superficie de las pastas y decorarlas con las especies que más nos gusten.
Cocer en el horno ya caliente a 180º durante 10 minutos. Sacar del horno y dejar enfriar.



Descárgate la receta en PDF
Pastitas saladas con parmesano y azafrán

Bizcocho de manzana y zanahoria



¿Y quién dijo que hay que renunciar al dulce?
Tenía el estómago jorobao y después de mucho tiempo me he decidido y he ido a un nutricionista. Alehop! Cambio de dieta y en 10 días mi vida ha cambiado :P
Lo que más me gusta es que por la mañana puedo comer un buen trozo de tarta hecha en casa, con leche y fruta. Es una delicia empezar así el día :D
Por esta razón estoy haciendo todas las tartas y bizcochos habidos y por haber. Esta debía ser una tarta de manzana a la que luego le eché la zanahoria y ha salido mejor de lo que me esperaba.
Buena sí, pero no sé si repetiré… cada día se me ocurre una nueva!!

Bizcocho de manzana y zanahoria

¿A vosotros cual es la que más os gusta?

Ingredientes:
400 gr de harina
400 gr de azúcar
200 ml de aceite
250 ml de leche entera
1 sobrecito de levadura en polvo
2 huevos2 manzanas
100 gr de zanahoria rallada
1 cuchara de canela en polvo

Preparación:

Calentar el horno a 180 grados.
Abrir los huevos y separar las claras de las yemas.
Mezclar en un cuenco grande la harina, el azúcar, el aceite, la leche, la levadura y las yemas. Batir bien con la batidora.
Pelar las manzanas, cortarlas en cuartos y quitarles el corazón. Dos de los cuartos cortarlos en rebanadi¬tas finas y los otros seis en trozos no muy pequeños (de unos 2 cm de lado).
Mezclar los trocitos de manzana con la canela. Re¬mover bien.
Añadir la zanahoria rallada y la manzana a la masa. Remover.
Montar las claras a punto de nieve con una pizca de sal.
Incorporarlas a la masa con mucho cuidado de no desmontarlas.
Forrar un molde con papel de horno y verter la mezcla.
Hornear en horno caliente durante 60 minutos o ha¬sta que introduciendo un palillo en el bizcocho éste no salga limpio.

Descárgate la receta en PDF
Bizcocho de manzana y zanahoria

Sopa de almejas y gambas



Esta sopa me vuelve loca… verdad mamá? :D jejejeje
No sé las veces que habré renegado del pescado en general, de las crostáceos en particular y de las gambas para ser aún más precisa.
Las modas cambian y las personas con los años también.
Si me hubieran dicho cuando era joven e inocente que en el futuro habría dado todo por una lubina a la sal, unas almejitas al vapor, unos mejillones a la marinera o unas gambitas a la plancha!!!!???
Síiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii hombre, ni jarta vino!!! Y lo que son las cosas ahora son mis platos preferidos además de las temidas verduras que cuando uno es pequeño le parecen una broma pesada y cree que donde se pongan unas patatas fritas con ketchup que se quiten todos los pimientos, coles, berenjenas y calabazas del mundo.
Por suerte se cambia y por suerte antes o después se prueba todo :)

Ingredientes:
2 kg de almejas
10 gambas o langostinos
1 cebolleta
4 dientes de ajo
150 gr de tomatitos
1 anchoa en aceite
150 ml de vino blanco
Perejil
Guindilla (opcional)
1/2 hogaza de pan de pueblo
Sal y pimienta

Preparación:

Poner en remojo las almejas en agua fresca con un puñado de sal gorda al menos durante una hora. Lo ideal sería cambiar el agua de vez en cuando o dejarlas debajo del grifo abierto (solo un hilo de agua).
Pelar las gambas y preparar un caldo: en una cacerola poner las cabezas de las gambas, 2 tomatitos, la cebolleta limpia y cortada en rodajas y una cucharada de aceite; sofreir durante 3-4 minutos. Añadir 50 ml de vino y dejar evaporar. Incorporar 500 ml de agua (aprox.) o la suficiente para cubrir los ingredientes y dejar cocer durante 30 minutos a fuego suave.
Pasar por el pasapurés y conservar el caldo.
En una sartén amplia sofreir dos dientes de ajo, añadir las almejas, taparlas y dejar que se abran al vapor. Una vez abiertas (desechar aquellas que no lo hayan hecho) sacarlas de la sartén y quitar la concha más o menos a la mitad de ellas.
Filtrar el líquido que han soltado.
En una sartén sofreir otros 2 dientes de ajo con un poco de aceite y la anchoa. Añadir los tomatitos cortados en trozos, la guindilla y las almejas (con y sin concha). Añadir el vino y dejar evaporar durante un par de minutos.
Incorporar el líquido de las almejas, el caldo de las gambas y las gambas cortadas en dos o tres trocitos.
Cocer durante 10 minutos a fuego medio.
Mientras terminamos de cocer la sopa cortar la hogaza en rebanadas grandes y tostar en el tostador o con el grill.
Servir la sopa caliente espolvoreada con perejil picado y acompañada del pan tostado.
Los estómagos más valientes pueden probar a restregar un poco de ajo en las rebanadas de pan ;)

Descárgate la receta en PDF
Sopa de almejas y gambas

Tags:

Tarta salada de verduras y ricotta



Fin de semana!! Oleeeeeé, olé, olé, olé :)
Ayer salí del curro super tarde, hay un montón de trabajo, qué rollo!! Luego fuimos a cenar a un restaurante de pescaíto en Milán y nos sacaron un ojo de la cara :( Nos cobraron tanto por una lubina a la sal que me da hasta vergüenza decirlo… qué ladrones, Milán se está poniendo imposible. Y luego hablan de crisis por aquí y por allá… el restaurante estaba lleno (y mira que era grande) y con esos precios!!! Vaya, yo este fin de semana ya no salgo ni al tranco de la puerta. En casita con el novio-marío y mi gato, la calefacción que acabamos de encender, mis recetitas, un libro, una peli… buah! Con el frío que hace fuera y lo caro que está tó ;)
Esta receta que os dejo es ideal para un fin de semana “en plan perro” :) Dificultad: 0 – Rapidez: 10 – Gusto: 10.000!!!
A mí me encanta y se puede hacer siempre diferente (ya sabéis lo que me gusta cambiarlo todo! ;)
En vez de zanahorias y calabacines se pueden pueden usar qué sé yo… espárragos (en temporada), pimientos rojos y amarillos, brécol, etc. Y podemos poner el quesillo que más nos guste siempre que sea un queso que se pueda rallar y que tenga mucho sabor.
También podemos añadir las hierbas que más nos gusten, un par de cucharaditas de tomate para darle un poquito de color/sabor, almendras fileteadas… no será por posibilidades!!

Buen fin de semana a todos!!

Ingredientes:
180 gr de harina, 3 huevos, 20 gr de mantequila, 100 ml de leche, 100 ml de aceite de girasol, 50 gr de cebolletas, 1’0 gr de zanahorias, 100 gr de calabacín, 100 gr de ricotta salada (u otro tipo de queso curado), 1 sobrecito de levadura en polvo, 5-6 hojitas de menta, sal y pimienta (yo he usado pimienta de Sichuan pero obviamente se puede usar la de toda la vida :)

Preparación:

Pelar y cortar en rodajitas las cebolletas; lavar y pelar la zanahoria y el calabacín. Rallar la zanahoria y el calabacín groseramente.
En una sartén derretir la mantequilla, añadir las cebolletas y sofreírlas hasta que estén tiernas. Añadir las verduras ralladas y continuar la cocción durante 5 -10 minutos hasta que se haya evaporado el agua de las verduras.
Apartar del fuego y poner en un plato para que se enfríe.
En un cuenco mezclar la harina, los huevos, la levadura, la leche, el aceite, sal y pimienta. Batir con la batidora. Añadir la menta cortada en tiritas, el queso rallado y las verduras. Mezclar todo muy bien con un tenedor.
Calentar el horno a 180º.
Forrar un molde de plum cake con papel de horno. Verter la mezcla dentro del molde y cocer en el horno caliente durante 50 minutos.
Como con los bizcochos dulces, para comprobar si la tarta está en su punto introducir un palillo o un cuchillo; estará lista cuando el palillo salga limpio y seco.

Descárgate la receta en PDF
Tarta salada con verduras y ricotta

Crème brûlée



Llevo unos días fuera del mundo… me he pillado unos días de vacas y me he ido a casita, ale!
He estado super bien, he visto a los papás, al hermano, a los amigos, he conocido una amiga bloggera (hola Gloria!! ;) y me he reencontrado con una antigua compañera de universidad que hacía 8 años que no veía!!! O__O El tiempo pasa.. muy rápido..
Mientras organizo las fotos y las preparo para publicarlas una recetilla, que hace ya un montón de días que no posteo y no puede ser ;)
Esta receta la hice después de probarla en el restaurante de nuestro amigo Andrea; es un as de la cocina. Él la sirve en un cuenquito pequeñito con una bolita de helado de chocolate amargo. Es una gozada: un juego de texturas y temperaturas bueno, bueno, bueno ^___^
Una receta estupenda para el fin de semana que está a la vuelta de la esquina!!

Ingredientes:
1/2 l de leche entera, 4 yemas, 125 gr de azúcar blanquilla, 1/2 vaina de vainilla, 40 gr de harina, medio chupito de ron.
Para decorar: 4 cucharaditas de azúcar.

Preparación:

Abrir la vaina de vainilla en dos, poner en una cacerola la leche y la vaina abierta. Calentar la leche a fuego suave.
En un bol batir las yemas con el azúcar hasta que la mezcla se vuelva espumosa y blanquecina. Añadir la harina tamizada poco a poco y removiendo de vez en cuando para que no salgan grumos.
Antes de que la leche llegue a hervir retirarla del fuego y sacar la vaina. Rascar el interior con un cuchillo de punta fina para extraer las semillas. Añadirlas a la leche y remover.
Verter la leche muy poco a poco en la mezcla de huevo y harina sin dejar de remover. Volver a poner la mezcla en la cacerola y ponerla al fuego.
Cocer a fuego medio-bajo hasta que la crema adquiera consistencia y empiece a hervir ligeramente. Retirar del fuego y añadir el ron.
Llenar los tarritos con la crema y dejar enfriar.
Cubrir la crema con film transparente (si la colocamos tocando la crema evitaremos que se seque la superficie) y ponerla en el frigo hasta el momento de servir.
Unos minutos antes poner una cucharada de azúcar cubriendo la superficie y caramelizar debajo del grill o con ayuda de un quemador eléctrico.

Descárgate la receta en PDF
Crème brûlée

Crema de calabaza



Llevo una temporadita con el estómago que no se lo deseo a nadie… ay que ver! Con lo que me gusta comer y lo cuesta arriba que se me está haciendo :( Prácticamente todo me cae mal pero cuando tengo hambre se me olvida, como y vuelta a empezar… la pescadilla que se muerde la cola, para no cambiar de tema.
Quizás es el curro (el exceso), quizás la temporada (los cambios de estación no son los mejores)… qué se yo. Espero que pase pronto porque a mí los productos del otoño me gustan un montón: la calabaza es la nº 1!! Se pueden hacer millones de recetas pero yo la compro mucho para hacer esta crema que es super ligerita y super fácil, la típica que puedes preparar en 20 minutos para cenar :D

Ayer la hice porque por la noche teníamos una cena y no quería forzar la máquina. Me ha sobrado un montón y me viene de perlas para llevármela mañana al trabajo y así compensar los excesos del fin de semana.

Y excesos por qué?: Formando parte de un evento gastronómico de la región de Lodi (muy cerca de Milán), varios restaurantes y trattorias de la zona han preparado un menú con productos típicos de la zona. Los precios son muy asequibles y las propuestas muy variadas.

Nosotros hemos aprovechado para ir al restaurante l’Arsenale: el ristorante de Fabio Granata, chef “estrellado” de la guía Michelin, es un lujo en todos los sentidos, está cuidado hasta en el más mínimo detalle y el nivel de la cocina es para quitarse el sombrero.







Después de la comida hemos tenido la ocasión de charlar un rato con Fabio (que me ha desvelado algún que otro secretillo… ;) y de darnos un paseo por Lodi, una ciudad pequeñita pero muy aconsejable. Hemos comprado un par de tipos de quesos de la zona con la que intentaré reproducir el increíble risotto que hemos comido…











Y diréis vosotros: cómo quieres estar si te comes hasta las piedras??? Pues va a ser que sí… mañana caldito de pollo, ah no! Crema de calabaza :)

Ingredientes:
800 gr de calabaza
2 patatas medianas
½ cebolla
Perejil
Eneldo
1 vasito de leche
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Preparación:

Pelar y cortar la cebolla en trocitos pequeños.
Pelar y cortar en trozos la calabaza y las patatas.
En una cazuela sofreír un minuto la cebolla con una cucharada de aceite. Añadir la calabaza, las patatas y cubrir de agua (más o menos un litro). Añadir sal y dejar cocer 20 minutos o hasta que la calabaza esté tierna.
Cuando esté lista apagar el fuego, retirar el perejil y el eneldo, dejando sólo unas hojitas para dar sabor y pasar todos los ingredientes por la batidora.
Añadir la leche, rectificar de sal y servir caliente espolvoreando con pimienta negra recién molida.
La crema se puede enriquecer con un par de quesitos; añadirlos junto con la leche y batir para mezclar bien.

Descárgate la receta en PDF
Crema de calabaza

Mini pizzas exprés



Esta es una receta que en mi opinión gustará mucho. Es muy fácil y sobre todo muy rápida, justo lo que uno necesita cuando llega a casa después de trabajar, tiene un hambre que se comería la mesa de la cocina y ganas de cocinar = 0.
El pan de pita creo que hoy en día se puede encontrar en cualquier supermercado. Es un pan un poco soso para comer solo pero si uno lo tuesta un poco y lo rellena prácticamente de lo que sea es un pan que da para mucho.
El pan de pita es divertido por su forma, es muy plano y cuando se abre longitudinalmente está hueco dentro por lo que se puede rellenar como si fuera un sobre.
Abierto así en dos se transforma en una base perfecta para hacer estas mini pizzas que, claro está, admiten el relleno que más nos guste… todo excepto el pollo con la piña, por dios!! Lo he comido 100 mil veces cuando era joven e inocente… ahora me parece una herejía/americanada.
Lo mejor: ingredientes naturales, frescos y cuanto más mediterráneos mejor ;)

Ingredientes:
2 panes de pita
250 gr de tomate triturado
200 gr de mozzarella
1 cucharadita de alcaparras
2 anchoas en aceite
2 hojas de albahaca
Sal, pimienta, orégano y aceite de oliva

Preparación:

Poner el tomate triturado en un cuenco. Condimentarlo con sal, pimienta y una cucharada de aceite. Remover bien.
Cortar en dos los panes de pita, poner encima la salsa de tomate, la mozzarella cortada en rodajas, las alcaparras, las anchoas y espolvorear con orégano.
Cocer en el horno caliente a a 190° durante 10-15 minutos o hasta que la mozzarella empiece a burbujear.
Decorar con una hojita de albahaca y servir con un hilo de aceite de oliva, mejor si es picante.

Descárgate la receta en PDF
Mini pizzas exprés

Tagliatelle ai funghi porcini



Y pasamos del dulce al salado, del bueno al mejor :) Para una loca de la cocina unas de las cosas más espectaculares que existen son los funchi porcini... o debería decir boletus... o debería decir ceps ;)
Sea como sea estas setas son superdelicadas, supersabrosas, supergourmet!!
Las venden también secas (y no son baratas) pero donde se ponga la versión original que se quiten todas las demás ;)
Una cosa importante que hay que saber sobre las setas es cómo se lavan: lo más importante es no mojarlas ni meterlas debajo del chorro del grifo para no estropearlas. Lo mejor es perlar con un pelapatatas el pie y luego con un paño limpio y húmedo limpiar el sombrerito.
Evidentemente estas setas no se encuentran ni durante todo el año ni en todos sitios... (una pena) pero podemos usar la misma recetas con otros tipos de setas, lo único que tenemos que tener en cuenta es que sean fresquísimas y de procedencia fidedigna!!



Boletus Edulis
, originally uploaded by amiloquemegustaescocinar.


Ingredientes para 2 personas:
160 gr de pasta larga (tagliatelle, fettucini, linghine, pappardelle, spaghetti)
1 fungo porcino
1 zanahoria
1 escalonia
1 vasito de vino blanco
Perejil picado
Sal, pimienta y aceite de oliva

Preparación:

Pelar y picar la escalonia.
Pelar y cortar en trocitos pequeños la zanahoria.
Limpiar con cuidado la seta y cortarla longitudinalmente muy fina (a mí me gusta dejar trozos bien grandes :)
En una sartén sofreir la escalonia con un par de cucharadas de aceite de oliva. Cocer a fuego suave para evitar que se dore demasiado. Añadir la zanahoria y continuar la cocción. Añadir un poco de agua para que la zanahoria cueza y no quede dura.
Incorporar las setas, saltear todos los ingredientes, salpimentar y añadir el vino. Dejar esfumar y continuar la cocción hasta que las setas estén en su punto.
Cocer la pasta en abundante agua salada. Cuando esté al dente, colarla y añadirla a la sartén con las setas. Saltear un par de minutos, condimentar con perejil picado y servir caliente.

Descárgate la receta en PDF
Tagliatelle ai funghi porcini

Tags: