November 6th, 2007

Rollitos de col rellenos


Y pasamos de dulce a salado… esta es una receta que tenía en la manga desde hace un par de semanas. El repollo, o berza que me gusta más porque es más fino :P tiene un montón de virtudes, de hecho se dice que es el médico de los pobres porque purifica el organismo, retarda el envejecimiento, favorece la oxigenación cerebral, es bueno para el estómago, hígado e intestino, la regeneración de las células y para el alivio de dolores reumáticos. Esta receta no podría ser mejor: berza rellena de berza!!!

Ingredientes:
1 berza no muy grande, 3 rebanadas de pan de molde sin corteza, 1 mozzarella, 50 gr de taquitos de queso, 1 escalonia, 1 diente de ajo pelado, 1 huevo, 1 vasito de vino tinto, 1 botecito de tomate natural, medio cubito maggi, 1 cucharadita de azúcar, 1 hoja de laurel, unas rodajitas de trufa negra, sal y pimienta, hilo de cocina

Preparación:

Separar 8 hojas de la col, lavarlas y cocerlas en agua hirviendo con un poco de sal durante 10 minutos. Escurrir el agua, enfriar las hojas con agua fría con cuidado de no romperlas y escurrirlas encima de un paño de cocina.
Para preparar el relleno cortar en láminas el resto de la col. Aplastar ligeramente el diente de ajo y sofreirlo en un par de cucharadas de aceite hasta que esté dorado. Añadir la escalonia y dorarla. Incorporar la col y cocerla con un poco de agua hasta que esté blanda. Añadir entonces el pan cortado en trocidos, la mozzarella, los taquitos de queso y unas rodajitas de trufa en pequeños trocitos.
Dejar cocer unos minutos. Retirar del fuego, salpimentar y añadir el huevo batido. Dejar enfriar completamente.
Poner un poco del relleno en el centro de cada una de las hojas de col, cerrar formando los paquetitos y atar con hilo de cocina.
Cortar la escalonia en láminas y sofreirla a fuego moderado durante unos minutos en 1 cucharada de aceite hasta que esté dorada. Añadir los paquetitos y con cuidado dorarlos ligeramente por ambos lados. Incorporar entonces el vino y cuando haya evaporado añadir el tomate triturado, el cubito, la hoja de laurel y el azúcar. Remover con cuidado y dejar cocer 15 minutos a fuego bajo.
Para servir quitar el hilo de cocina y decorar con unas laminitas de trufa negra.