November 13th, 2007

Limpiando gambas

Empezamos una nueva sección como bien me sugería bodonisans ;) No es que yo pretenda dar lecciones de cocina pero viendo las cosas es como se aprende y siempre podéis enviarme vuestros comentarios si alguno conoce una técnica mejor, más rapida o más eficiente :]

Este blog esta abierto a todo. En él pongo mis recetas porque pretendo que sea una ventana abierta a la cocina que se hace en mi casa, algunas veces os parecerá demasiado elaborada para el tiempo que hoy en día tenemos a nuestra disposición pero es que su mismo nombre lo indica: amiloquemegustaescocinar y me pasaría las horas enteras.

De todos modos la “cocina a fuego lento" no es la única que me interesa y sobre todo no es la única que puedo hacer cuando llego a casa cada dia del trabajo a las 8-9 de la noche. Intento ir poniendo recetas de todas las clases y desde ahora también algunos consejillos para los que no tienen mucha práctica pero no por eso renuncian a meter las manos en la masa.

Las gambas ha sido uno de mis últimos descubrimientos... y digo últimos porque yo antes del 2007 no las comía o al menos no las cocinaba. No sé cuantas veces mi madre me habrá oído quejarme del olor que dejaban las gambas cuando hacía caldo o cualquier otra cosa. Y la famosa escena de la cena de navidad cuando todos se chupaban los dedos comiendo una gamba tras otra y yo les miraba con cara de bicho raro... Ahora entiendo por qué aunque no sabría decir el motivo que me ha hecho apreciarlas... será la edad que además de arrugas nos da sabiduría ;)


limpiarlasgambas, originally uploaded by amiloquemegustaescocinar.


Empezar a limpiar las gambas quitándoles la cabeza para pasar después a 'pelarlas' abriendo el caparazón desde las patas. Quitar la cola con cuidado para no romper el cuerpo.

Con la ayuda de un cuchillo de punta bien afilada abrir el dorsal.


para después, ayudándonos de la punta, extraer el intestino. Cuanto más frescas sean las gambas más fácilmente saldrá!
Bueno, las fotos son bastantes explicativas... no sabría qué más decir. He cogido estos gambones porque al pasar por la pescadería del Alcampo me miraban y me llamaban por mi nombre, creo que alguna de ellas me estaba incluso silbando...

Y nada más, sólo decir que los restos de las gambas no se tiran!!! Con las cabezas, las ‘cascarillas’, un trozo de apio, una hoja de laurel, una zanahoria y una cebolla podemos hacer un buen caldo que podremos usar directamente o congelar y usar otro día para hacer paellas, risottos, pasta o cualquier cosa que se nos pase por la cabeza.

Risotto al nero di seppia con gambas y sal negra de Hawaii



arroznegro
, originally cooked by amiloquemegustaescocinar.


Martes y trece ni te cases ni te embarques… COCINA!!
Y aprovechando el post de las gambitas aquí tenemos una receta que según mi modesta opinión es de las cosas más buenas que he comido últimamente :P
El risotto lo hizo el italiano... claro está! Hay cosas en las que no se me permite meter mis manitas españolas si no es para remover un poco cuando él está cansado (jeje). La receta es una variación de una receta del número de noviembre del año pasado de La Cucina Italiana que, claro está, no puede faltar en casa :]

La sal que utilizo obviamente se puede cambiar y utilizar sal gorda normal pero os aseguro que no os arrepentiréis de comprar y usar distintos tipos de sal; ahora se está poniendo de moda y empieza a no ser tan difícil encontrarla. Yo esta la compré en el Alcampo, sobre todo ahora con la navidad en las grandes superficies uno puede encontrar las cosas más absurdas. Es un sólo un detalle pero un detalle que da un gran sabor!!

Ingredientes:
150 gr de arroz carnaroli
1,5 l de caldo de gambas (o pescado)
18-20 gambas bien grandes
1 cebolleta
2 vasitos de vino blanco seco
1-2 bolsitas de tinta de calamar
Aceite de oliva
Sal negra de Hawaii (o de donde tú quieras ;)

Preparación:

Limpiar y cortar la cebolleta.
Pelar y limpiar las gambas. Cortar en trozos gruesos cuatro y reservar el resto. Calentar el caldo en una cacerola que mantendremos a fuego suave mientras estemos preparando el risotto.En una cacerola de fondo grueso sofreir la cebolleta. Añadir las gambas cortadas y proseguir la cocción dos minutos. Añadir el arroz, dorarlo; incorporar el vino y dejarlo evaporar. Añadir la tinta de calamar y remover bien.
Llegados a este punto comenzaremos a incorporar poco a poco el caldo caliente. Contaremos aproximadamente 20 minutos desde que empezamos a añadir el caldo; éste se irá incorporando, sin dejar de remover con una cuchara de madera, a medida que el arroz absorva el caldo que hemos incorporado anteriormente. El hecho de remover constantemente es para crear esa cremosidad característica del risotto ya que el arroz va perdiendo el almidón y se va creando esa salsina tan sabrosa.
El risotto estará listo más o menos en 20 minutos aunque dependerá del tipo de arroz y del gusto de cada cual.

La elección del arroz es importante a la hora de hacer un risotto; hoy en día no creo que sea un problema encontrarlo en el supermercado. De todos modos creo que un tipo de arroz como el arroz bomba no iría mal (que me corrija alguien si estoy diciendo lo que no es), en cualquier caso deberíamos utilizar un arroz de grano corto y grande, rico en almidón que al cocer quede un poco crudo en el centro, al dente.