December 10th, 2007

Colatura di alici


Y como os decía antes de que este maravilloso fin de semana comenzara… el viernes teníamos pensado ir al Salone del Gusto y así hicimos :]

Es una maravilla tener vacaciones cuando todo el mundo trabaja, no por el hecho de disfrutar una cosa que otros no tienen (sería un poco ruín) sino porque no hay tanto tráfico y luego no tienes que ir pegándote con la gente para "asomar el hocico" a cada uno de los stands donde, quien más quien menos, ofrecían una pequeña degustación de los diferentes productos.

La mayor parte de los productores eran italianos, mucho vino, muchísimo aceite y alguna que otra sorpresa como el Aceite de Jaén o el caviar de Riofrío donde conocí dos compatriotas super salaos que nos demostraron que el caviar de Granada también existe... y a qué precios!! Producto excelente en mi modestísima opinión porque por ahora el carnet de catadora no me lo he sacado :P

A parte de eso, había muchísimos productos que merecían la pena como el pecorino envuelto en col, el pecorino al limoncello, el pecorino sin más ni más, el salchichón con mirto, la sal con trufa, la mozzarella y los embutidos de búfala y esta colatura di alici (suero de anchoas) que es una especie de estracto o infusión de anchoas que se puede utilizar en gran cantidad de platos (ej. pasta, verduras) y que da un toque increible. Si se utiliza es mejor no añadir nada de sal al plato porque al ser superconcentrado nos encontraríamos ante un cosa incomestible; en su defecto, por ejemplo para la receta de más abajo, se pueden utilizar las típicas anchoas en aceite (añadidas al hacer el sofrito para que se deshagan y se mezclen bien con el resto de ingredientes) añadiendo sal como lo haríamos normalmente.


Ingredientes:
320 gr de spaghetti o linguine (los espaguetis planos)
1 diente de ajo
300 gramos de tomates pelados
1 anchoa en aceite
100 gr de aceitunas negras
2 y 1/2 cucharadas de colatura o en su defecto otras 4 anchoas
Aceite de oliva
guindilla roja seca y orégano

Preparación:

En un mortero majar el diente de ajo junto con la anchoa y un poco de guindilla.
En una sartén saltear los tomates cortados en trozos, añadir las olivas, la mezcla de ajo y un poco de orégano.
Cocer la pasta al dente en abundante agua SIN SAL, colarla, añadirla a la salsa de tomate. Incorporar la colatura y saltear durante 1-2 minutos.
Servir caliente con un poco de perejil fresco recién picado.
En caso de no tener la colatura, majar el ajo con 4-5 anchoas en vez de sólo con una y salar abundantemente el agua de cocción de la pasta.
Picar la escalonia muy fina y sofreir hasta que empiece a ponerse transparente