December 18th, 2007

Castagne sciroppate sotto spirito


Atención a la siguiente receta porque me han dicho que estas castañas acarameladas con licor crean adicción ;) Bueno, seguramente si uno se las encuentra así ya preparaditas porque, para qué nos vamos a engañar, hay que tener tiempo y ganas para prepararlas... pero es esa una razón para desmoralizarnos??? no! en efecto la preparación nos la podemos tomar como una especie de terapia... jejeje... terapia de la paciencia!!
Por dios qué exagerada... digamos solamente que cortar, hervir y pelar una a una las castañas lleva su tiempo pero esa es una de las cosas especiales de la cocina: tiempo, dedicación y pasión por lo que uno está haciendo y la felicidad de ver la cara de aquellos con quienes lo compartes. Olé!

Ingredientes para tres tarros de unos 200 ml:
750 gr de castañas frescas
100 gr azucar
1/2 litro de agua mineral
Brandy o coñac

Preparación:

Realizar una pequeña incisión en cada una de las castañas para romper ligeramente la cáscara.
Para pelar las castañas con facilidad hace falta pasarlas por agua hirviendo durante al menos dos minutos y pelarlas mientras que estén aún hirviendo. Para ello lo más fácil es hervirlas de tres en tres y pelarlas con ayuda de unos guantes de esos que se usan para lavar los platos.
Reservar las castañas.
Disolver el azúcar en el agua mineral, dejar hervir un par de minutos, añadir las castañas y dejar cocer a fuego mínimo durante al menos 30 minutos o hasta que estén blandas (se puede medir con un palillo). Remover de vez en cuando.
Lavar y secar muy bien los tarros de cristal. Para esterilizarlos meterlos durante media hora en el horno a 100 grados.
Repartir las castañas entre los tarros, continuar con el sirope y terminar de rellenar con el licor.
Están muy buenas recién hechas pero mejoran considerablemente con el tiempo :P