February 1st, 2008

La gratificante receta del viernes por la noche


Por fin es viernes, se acabaron las llamadas, los e-mails, las reservas de hotel, avión, tren, el correr arriba y abajo... más o menos porque ahora empieza el marathon del fin de semana. Hace ya bastante tiempo que me pasa. Tengo tan poco tiempo durante la semana que cuando llega el finde no consigo estarme quieta ni un segundo porque QUIERO HACER TANTAS COSAS!!! Pero últimamente ya no podía más y el cuerpo me pide más horas de sueño y menos de cocina... sobre todo de alta (todo lo alta que pueda ser la mía...).
Esta receta es la receta del millón de dólares para aquellos que quieran comer algo rico sin casi mover un dedo, total, ya lo hace el horno por tí ;)
Por supuesto el pescadito lo podemos variar al gusto. Esta vez he comprado un mero pero otras veces lo hago con la dorada o con la lubina (que a mí personalmente me gusta más, la encuentro más sabrosa). Y en lo que se refiere al acompañamiento también podemos dejar volar la imaginación: alcaparras, olivas, alguna anchoa, ajo e hierbas de todo tipo... uhmm, se me está haciendo la boca agua.
Buen fin de semana a todos!

Ingredientes:
1 buen pescadito entero (2 si son de piscifactoría/de ración) limpio de escamas y dentro
Tomates cereza (muchos!)
1 limón
1 patata grande
1 hoja de laurel
perejil
aceite de oliva virgen extra
sal y pimienta

Preparación:

Pelar, lavar y cortar las patatas en láminas finísimas.
Cubrir una fuente de horno con papel albal o papel de horno, pincelar con aceite, disponer las patatas formando un lecho, pincelar la superficie con aceite, salpimentar y hornear con el horno caliente a 190º durante 15-20 minutos.
Mientras tanto, lavar el pescado con agua del grifo y secar con papel de cocina.
Lavar y cortar en dos los tomates.
Lavar y cortar en rodajas finas el limón.
Salpimentar el pescado dentro e introducir la hoja de laurel y dos rodajas de limón.
Pasados los 15-20 minutos de las patatas, sacar la fuente del horno, disponer el pescadito en el centro y los tomates y el limón alrededor.
Salpimentar, espolvorear el perejil y añadir un chorreoncito de aceite por encima.
Meter en el horno caliente hasta que esté listo, lo que significa:

1 normalmente hacen falta unos 20 minutos de horno por kilo de peso
2 con un cuchillito podemos controlar el punto de cocción practicando una pequeña incisión en el lomo del pescado. La carne deberá ser más blanquita que rosita pero sin llegar a secarla demasiado, sino el pescado se pone más duro que la suela un zapato.

Bon profit!