March 9th, 2008

Naranjas con ron y canela


El mal tiempo ha vuelto a Milán… había hecho unos días estupendos con un calor más de primavera que otra cosa y antes o después tenía que volver el frío y la lluvia. La verdad es que me alegro porque quieras que no estamos sólo a principios de marzo y si empieza a hacer calor ya… bueno yo a julio me muero.
Bueno, el amago primaveril lo aprovechamos para ir a dar una vuelta por l’Emilia Romagna: Castel d’Arquato es una pueblecito medieval digno de ver; como digna, muuuy digna, es la cocina de esta región con grandes productos típicos y conocidos en todo el mundo como el Aceto Balsamico di Modena, el Parmigiano, el Culatello (embutido de gran prestigio y precio) y platos símbolo de esta zona como la pasta fresca rellena de magro (es decir con relleno verde como las espinacas y nada de carne) o zucca, es decir calabaza, y las galletas amaretti que son típicas de la región de Lombardía pero que en la zona de Parma las utilizan para el relleno de los ravioli. Estas galletas están hechas a base de pasta de almendras dulces y amargas por lo que el sabor de estos ravioli es realmente especial.
Bueno, y volviendo a nuestro finde lluvioso y frío…. esperando que no llegue el calor abrasador de un día para otro pero también esperando que el invierno se vaya despidiendo poco a poco… he decidido aprovechar el fresquete para hacer mi primer cocido… el primero que hago desde que dejé el hogar hace ya poco más de 7 años!!!
Como habréis podido comprobar la carne no me gusta mucho, la hago de higos a brevas y cuando me da por ahí, suele ser carnes blancas: conejo, pavo, pollo y cía. Así que en estos largos años, en los que he podido disfrutar del cocido sólo cuando volvía a casa y me lo hacía mi madre, me he planteado muchas veces el hacerlo pero el simple hecho de tener que ir a comprar trozos de carne de los que nada sabía… bueno, se me iban las ganas.
Por fin me he decidido con el agravante de tener que encontrar las equivalencias italianas… y es que pa’ qué hacer fácil lo difícil… pero tengo que decir que estoy muy contenta con el resultado. De cualquier manera, de lo que yo quería hablar no era el cocido sino del postre que pensando pensando que podía ofrecer despues de un almuerzo tan ligerito ;) me he acordado de las naranjas que hacía mi madre (pa’ variar) cambiando solamente una cosa: el modo de pelarlas.


Pelar las naranjas al vivo, es decir, sin la piel, dejando solo la pulpa, quizás no sea el mejor modo para aprovechar la naranja y su contenido en vitaminas y demás pero el plato cambia de bueno, buenísimo a delicioso!!

Ingredientes:
1 naranja por persona
Azúcar
Canela
Ron blanco

Preparación:
Pelar las naranjas al vivo, disponerlas en una fuente. Espolvorearlas con azúcar y canela al gusto. Terminar con un chorreoncito de ron y a disfrutarlas!

Por cierto, que no tiene nada que ver con el resto pero aprovecho porque mañana ya es día 10 y el tiempo se nos acaba…. EL LIBRO DE LAS TORTILLAS!! Se nos está quedando en panfleto más que en libro :(

Mi lema es THINK BIG! y por eso mismo dije que me aceptaría sólo las primeras 50 recetas… pero por dios!! Es que no llegamos ni a quince!! Bueno, quien quiera participar todavía puede, si llegamos a 15 estupendo y si son más pues bienvenidas sean ;)

Besos, abrazos y feliz semana a todos!!