June 3rd, 2008

Parapapin pun PAN!


Pan casero, originally uploaded by amiloquemegustaescocinar.



Más o menos este es el sonido que oì justo después de hacer esta foto… obviamente era mi cámara que hacía vuelo sin motor :( pero bueno, desgracias a parte al menos ese último fin de semana culinariamente dio para mucho así que por el tiempo que tenga que estar inactiva al menos tengo con que postear ;)
De todos modos, y con esto dejo ya de quejarme del terrible accidente fotográfico, nunca pensé que echaría tanto de menos el tener mi cámara entre las manos… jo :(

Una de las cosas que me han llamado más la atención desde que empecé a cocinar (tendría más o menos 10 años) es hacer el pan en casa. Los hornos de entonces no estaban tan preparados, ahora están ventilados, tienen diez mil funciones y bla, bla, bla pero para mí sigue siendo un gran desafío; no llego a entender dónde está el error cuando no sale. De cualquier manera, he conseguido individuar un par de elementos muy importantes para el éxito de la receta:

1 el efecto muerte que provoca el contacto de la sal con la levadura. La sal es mejor mezclarla con la harina y no directamente en la levadura que tendremos que diluir y dejar reposar. El contacto de estos dos elementos normalemente significa desastre total.
2 la humedad; los días lluviosos son los mejores para hacer el pan, sube que es una maravilla. Por el contrario los días soleados y secos no se llevan muy bien con esta receta.

A parte estas dos cosas yo sigo siempre el procedimento descrito más abajo. Cuando sale mal no me queda más rimedio que darme con un canto en los dientes porque es completamente random.

Si alguien conoce el secreto del éxito soy toda oídos ;)

Ingredientes:

500 gr de harina para pan
1 cubito de levadura fresca (se encuentra en la sección de refrigerados, yo la comprabo en el Mercadona), son aproximadamente 20-25 gr. También se puede pedir al panadero del barrio ;)
2-3 cucharaditas de sal fina
Agua templada (la que admita la harina)

Preparación:


disolver en un cuenco la levadura con un par de cucharadas de agua. Añadir 50 gr de harina, mezclar bien y dejar reposar al menos durante ½ hora. Pasado este tiempo la masa tendrá un aspecto parecido a este:



Paso 1
, originally cooked by amiloquemegustaescocinar.


Mezclar la sal con la harina restante; pasar la masa a un cuenco grande y empezar a añadirla. La masa será ahora una masa grumosa que trasferiremos fuera del cuenco para amasarla y mezclar así muy bien los ingredientes. Amasar bien fuerte, torcer y darle golpes a la masa ayuda a estimular el gluten que contiene la harina lo que nos permitirá (teóricamente) obtener una cocción homogénea.
Espolvorear el cuenco con un poco de harina, hacer una bola con la masa, ponerla dentro del cuenco cubierta con un paño límpio y húmedo; dejarla reposar una hora en el horno a 45-50º.
Pasado este tiempo el volumen de la masa se habrá duplicado; espolvorear la bandeja del horno con un poco de harina, disponer la masa del pan, espolvorear con harina, cubrirla con un paño húmedo; dejarla reposar otra hora en el horno a 45-50º. Lo ideal sería que el paño húmedo no toque la masa para esto podemos poner cuatro vasos de tubo a los lados para que hagan de andamio y el paño encima o usar la rejilla del horno… no sé cada cual que lo haga cómo mejor le parezca, lo importante es que dentro del horno haya humedad suficiente si no la superficie se endurece rápidamente.



Paso 2
, originally cooked by amiloquemegustaescocinar.


Y llegamos al final.
Sacar el pan del horno. Calentar el horno a 200º y, una vez caliente, hornear durante 40 minutos.

Dos truquis:

1 Si vemos que la superficie se está dorando mucho bajar la temperatura y dejarlo un poco más de tiempo dentro del horno porque si la costra se forma rápidamente no deja pasar el calor dentro y el pan no sube.

2 para saber si el pan está en su punto, sacarlo del horno, darle la vuelta teniendo cuidado de no dejarnos los deditos en el intento y golpearlo con la palma de la mano. Si suena hueco debería estar listo.

Sacarlo del horno y dejarlo enfriar envuelto en un paño límpio y seco.

Mucho lío, no?? sí, está claro que no es una receta para hacer durante la semana pero hay pocos placeres en la vida que se puedan comparar a hacer y comer el pan hecho en casa con tus propias manos :D